LITERATURA, FADO Y BACALAO

Por Lauren Mendinueta

 

Hace pocos días se hizo pública la participación de Portugal como país invitado de honor en la Feria del Libro de Bogotá 2013. En la pasada edición el turno le tocó a Brasil y dicen los que por allí estuvieron, que lo hizo de manera espectacular destacando, además de su gran comitiva de escritores, el arte urbano, la danza y la música. Así las cosas, por segundo año consecutivo la lengua portuguesa reinará en Colombia. Pero ¿qué debemos esperar los colombianos de la participación de Portugal? El hecho de que el invitado sea casi un desconocido en nuestro país juega a favor de todos y servirá para demostrar que hay gran literatura más allá de Pessoa, Saramago y Lobo Antunes. Como colombiana radicada en Portugal voy a arriesgarme a hacer algunas predicciones para el próximo año.


Todavía no se ha hecho pública la lista de los escritores portugueses que participarán, pero me lanzo a mencionar algunos nombres de posibles invitados. En narrativa, Lobo Antunes, quien sin duda sería una de las estrellas de la feria, pero también nuevos valores que han irrumpido en la última década con mucha fuerza. Es el caso de José Luis Peixoto, Gonçalo M. Tavares y Alexandra Lucas Coelho. No sería para nada extraño que también integraran la comitiva algunos escritores angoleños, varios de ellos radicados o muy próximos a Portugal, como valter hugo mãe, José Eduardo Agualusa u Ondjaki. Otro posible invitado podría ser Miguel Sousa Tavares, el autor de la novela “Ecuador”, obra catalogada en Portugal como el fenómeno editorial de la pasada década con casi medio millón de ejemplares vendidos en un país de once millones de habitantes.

Pero a mi parecer las mayores sorpresas las podrían dar los poetas. La lista es enorme y puede ser encabezada por Nuno Júdice. A él le debemos la traducción de “Un País que Sueña: Cien Años de Poesía colombiana”, libro que tuve el gusto de organizar y que ha terminado por marcar un hito en la producción editorial portuguesa por tratarse de la primera gran antología publicada por un país hispano en territorio luso. Vasco Graça Moura y Ana Luisa Amaral, podrían sumarse a la comitiva. Hay dos poetas que posiblemente no viajen a Bogotá pero que en todo caso ocuparán un lugar importante en la feria, me refiero a Ana Hatherly, excelente escritora y artista plástica, quien próxima a cumplir 84 años creo que difícilmente aceptaría la invitación. Y Herberto Helder, personaje misterioso y autor excepcional, que se niega a presentarse en público, dar entrevistas o recibir premios. Esperemos que de no contar con ellos físicamente al menos podamos contar con sus libros.

 

Música portuguesa también habrá. Fado, mucho fado. Y si de fado se trata nadie mejor para representar a Portugal que Marisa. Se trata de una cantante de talla mundial, con una voz y una presencia capaces de cautivar a multitudes. Y aunque nacida en Mozambique es tan portuguesa como la gran Amalia Rodrigues. Pero Marisa no es la única invitada posible, están Cristina Branco, Ana Moura o Carminho, entre otras. En la muestra gastronómica no hace falta mucha imaginación para afirmar que el bacalao será el plato de honor. El bacalao se sirve casi a diario en las mesas portuguesas y, según se dice, en este país son conocidas más 365 maneras de prepararlo.

La invitación de Portugal a la Feria del Libro de Bogotá no es para nada casual. De un tiempo a esta parte las relaciones bilaterales se han estrechado y no solo en el campo económico. Este año Colombia ha patrocinado la publicación de dos libros. El primero ya lo mencioné, “Un país que sueña” antología la poesía colombiana en portugués y “Todos los sueños del mundo” volumen preparado por Jerónimo Pizarro para resaltar las coincidencias entre el poeta colombiano Porfirio Barba Jacob y el portugués Fernando Pessoa. Además, el 24 de marzo pasado la Casa de América Latina de Lisboa rindió homenaje en las conmemoraciones del Día Mundial de la Poesía al poeta colombiano Armando Romero. El homenaje se llevó a cabo nada más y nada menos que en el Centro Cultural de Belém, el mayor centro cultural del país. A estos debemos sumar dos eventos futuros. Un concierto de bolero y fado el próximo 20 de julio, día nacional de Colombia, en el que se pretende resaltar la unión entre los dos países y, en noviembre, la esperada exposición en Lisboa del maestro Fernando Botero.

Los portugueses, acostumbrados a la Feria del Libro de Lisboa, evento de carácter local, y de tamaño ínfimo si la comparamos con la de Bogotá, se llevarán una gran sorpresa al visitar los 40.000 mt2 de la feria colombiana.

Poco sabemos los colombianos de los portugueses, poco saben los portugueses de los colombianos, pero ahora que hemos sido presentados, se abren ante nosotros las más diversas posibilidades. Esperemos que surjan numerosas traducciones de autores portugueses al español, y por supuesto de autores colombianos al portugués. Literatura, fado y Bacalao, eso es básicamente lo que nos espera.

 

Be Sociable, Share!
Escribe un comentario

*