La poesía es la representación de la vida exterior. El impulso poético se organiza en el texto, de no ser así se devuelve como un piedra. Blanca Varela (1926-) es una poeta que ha sabido organizar su fuerza creadora en concordancia con su experiencia vital. La suya no es una poesía evocadora, así nos lo confirma su libro Concierto Animal (1999). Ella prefiere apoyarse en la percepción, en la reproducción, no como el ojo que ofrece al cuerpo el alcance de su campo, sino como una lámpara que expulsando de sí rayos de luz interviene rasgando la niebla que la rodea.
Esta representación de la vida en un presente que aparenta desconocer su pasado, hace que sea posible sentir que la existencia está constituida de una materia tan libre que no se diferencia del espíritu. En Concierto Animal el nacimiento es un estado permanente, atravieso la afilada vagina / que me guía de la ceguera a la luz. Y aunque la poeta propone el nacimiento como un transito a la iluminación no desconoce cuan doloroso es vivir. La imagen de una afilada vagina consigue trasmitirnos la violencia del parto al que estamos convocados permanentemente.
Blanca prefiere Morir cada día un poco más, no hasta conseguir la muerte absoluta, pues quien reconoce que muere cada día, sabe que la muerte se tiene en el cuerpo a plenitud desde el día mismo del nacimiento. La suya parece ser más bien la búsqueda de quien trata de darle a su espíritu un cuerpo. Leamos el poema Morir cada día más :

recortarse las uñas
el pelo
los deseos
aprender a pensar en lo pequeño
en lo inmenso
en las estrellas más lejanas
e inmóviles
en el cielo
espantado por mí.

Cuando leo este poema siento una voz moderna que recuerda una certeza antigua, comparémosla con la voz de Séneca en “De la brevedad de la vida”: Pero de vivir, se ha de aprender toda la vida, y lo que acaso te sorprenderá más, toda la vida se ha de aprender a morir. El poeta moderno igual que el antiguo es un filósofo, o mejor, cuenta con una gran intuición filosófica. Blanca Varela no busca guardar en su memoria, ella acepta. El recuerdo no puede ser objetivo, está mediatizado por la imaginación, recordar un episodio, una persona, un lugar, cualquier cosa, incluye la fulminación de aquello que se deja en el olvido. Apoyada en el recuerdo la vida es fragmentaria, la realidad un registro imposible. Claro está que la poeta recuerda, pero como la obra es un acto de voluntadad absoluta ella prefiere crear un universo que se proyecta en un presente que, como en el tiempo real, es permanente y progresivo.

Dame tu tacho de basura
la guardaré te lo prometo
no la voy a crucificar
ni siquiera la voy a guardar en mi memoria
la aceptaré
sin azotes la aceptaré
te lo prometo.

Concierto Animal es un libro vaciado de superficialidad. He leído que la obra de Blanca Varela es poesía sin artificios. No creo que sea posible literatura sin artificio, el trabajo de Blanca Varela es el de un orfebre que pule el oro hasta la perfección pero que prefiere no convertirlo en un objeto útil o decorativo. La suya es poesía de elaboración compleja cuyo mayor logro tal vez no sea comunicar, en esto se parece a la generación de intelectuales peruanos de la que hace parte: a Eielson, a Salazar Bondi, a Westphalen. Su logro mayor es el de extender el lenguaje en el espacio y el tiempo para proyectarlo sobre el lienzo mudo y sordo de la historia.

Be Sociable, Share!
Etiquetas: , ,
6 comentarios en “Blanca Varela en su Concierto Animal”
  1. Francisco José Peña Rodríguez (19 comments) dijo:

    La forma crítica de presentar a Blanca Varela y su poesía me resulta gratamente atrayente y académica. Te pediría que recogieses todo este material en un libro, porque merece la pena que se te pueda estudiar a través de los puntos de vista tan certeros sobre nuestro presente literario.

    Francisco

  2. sara (17 comments) dijo:

    Me ha gustado tu reflexión / análisis sobre la poesía de Blanca Varela. Paso por aquí a menudo, Lauren, me gusta siempre leerte. Te mando besos y un abrazo grande.

  3. Troba (14 comments) dijo:

    Ayer se fué Blanca
    le sobreviviron aguja, vaso, piedra.

    Besos, gracias por leerla y senrtirla.

  4. lili (2 comments) dijo:

    Hola, LAUREN.
    Saludo la perspectiva crítica que asumes para comentar una parte de la poesía de Blanca.
    Te seguiré leyendo

  5. Rosa | vuelos a china (14 comments) dijo:

    el comentario es fantástico, gracias por compartirlo

  6. gaby (1 comments) dijo:

    en que libros están los poemas :
    hoguera de silencio
    y
    Casa de cuervos

Escribe un comentario

*